Ozonoterapia en Chía

ozonoterapiaLa ozonoterapia está basada en el suministro de una determinada cantidad de ozono en el organismo, mediante distintas técnicas y, en algunas patologías, ha permitido obtener unos resultados terapéuticos sorprendentes, gracias a su efecto:

  • Acción directa – inmunomodulador

  • Acción analgésica y miorrelajante

  • Efecto antibacteriano y antiviral de tipo sistémico

  • Reactivación de la circulación venosa y arterial

Aplicaciones médicas de la ozonoterapia

  • Revitalizante

  • Inmumodulador / InfeccionesEl ozono es más útil en aquellas infecciones invulnerables a los antibióticos, como son las víricas y los hongos. La hepatitis, el herpes, epsein-bar (mononucleosis infeccionsa).

  • DERMATOLOGÍA:

    • Herpes Zoster y Simple

    • Acné

    • Eczema

    • Lipodistrofia (celulitis)

  • MEDICINA INTERNA:

    • Hepatitis

    • Enfermedad de Crohn

  • NEFROLOGÍA: Adyuvante en el tratamiento de las patologías isquémicas metabólicas

  • NEUROLOGÍA:

    • Cefalea en racimos

    • Depresión

    • Enfermedades neurovasculares

  • REUMATOLOGÍA:

    • Hernia discal

    • Reumatismo articular

    • Lumbociática

  • ORTOPEDIA:

    • Gonartrosis

    • Osteonecrosis

  • ANGIOLOGÍA-FLEBOLOGÍA:

    • Insuficiencia venosa

    • Úlcera diabética

    • Úlcera postflebítica

    • Todas las formas de desarreglos circulatorios

      • Periférico: cuando la sangre no puede llegar a los tejidos, como pasa por ejemplo con la claudicación intermitente o con la pierna de fumador. También en la enfermedad de Raynaud y en las migrañas.

      • Cerebral: Estados anteriores y posteriores a una embolia, enfermedades degenerativas del cerebro y esclerosis cerebral.

      • Coronaria: Vasos coronarios, angina de pecho, o después de un ataque al corazón.

  • GASTROINTESTINAL:

    • Disbiosis intestinal

    • Colitis

    • Dismetabolismos

    • Intolerancias alimentarias

    • Úlcera gástrica

  • FISIATRÍA:

    • Rehabilitación neuromotora

    • Fibromialgia

  • CARDIOLOGÍA: Isquemias

  • CIRUGÍA: Pre y post intervenciones quirúrgicas

  • NEUMOLOGÍA:

    • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

    • Hipertensión pulmonar

Hay diferentes formas de llevar el oxígeno activado (ozono) al lugar necesario. Las más usuales son las siguientes:

  • Aplicación directa en la piel: por medio de una bolsa de plástico: gangrenas y quemaduras.

  • Inyección subcutánea (por debajo de la piel): celulitis.

  • Inyección intramuscular (en las nalgas): dolores reumáticos.

  • Pequeña autohemoterapia: se extrae al paciente una pequeña cantidad de sangre -normalmente unos 10cc-, se ozonifica y se vuelve a inyectar inmediatamente vía intramuscular. Así se consigue una especie de auto-vacuna que provienen de las propias células. Es muy utilizada en los casos de cáncer.

  • Autohemoterapia mayor: Conocida también como “depuración de la sangre”. Se extraen de 200-300cc. de sangre que, después de ozonificarla, se vuelve a inyectar a la vena. Es la forma de aplicación más común en el caso de enfermedades graves como la artritis, el herpes, el cáncer y las enfermedades cardíacas.

  • Inyección endovenosa: Tiene un efecto más potente que la autohemoterapia mayor, debe ser realizada muy despacio.

  • Insuflación del intestino (ozono rectal): Es la forma más antigua de administración interna, pues empezó a practicarse por los años treinta. La mucosa intestinal absorbe el ozono y gran parte llega directamente al hígado y le ayuda en su función de desintoxicación. Es la vía de administración en el tratamiento de la colitis ulcerosa y otros trastornos intestinales.

“El Médico decidirá cuál es la forma de aplicación más adecuada en cada caso”.

Agenda tu Cita. +57-3208556242 / +57-1-8618744

 

Contáctanos

Volver a medicina alternativa